sábado, noviembre 11, 2006

SERIE CHILE TURISTICO: 7 zonas o regiones.

Serie sobre Chile el cual se divide en 7 grandes regiones turísticas:

1ª. Parte: Norte Grande, con su encanto altiplánico, las aves del lago Chungará, el desierto más seco del mundo, rodeado de volcanes y salares de impresionante belleza

2º. Parte: Norte Chico, con el cielo más limpio del planeta, hermosas playas de aguas tibias y el esotérico Valle del Elqui

3ª. Parte: Litoral Central, la principal zona de playas del país, incluyendo Isla de Pascua y el archipiélago Juan Fernández

4ª. Parte: Santiago, la capital política y administrativa de Chile, la que concentra la mayor actividad cultural de la nación

5ª. Parte: Zona Central, que conserva la tradición campestre y folclórica del pueblo chileno

6ª. Parte: Araucanía y Los Lagos, la tierra del pueblo mapuche, con más de 15 lagos rodeados de selva autóctona, ríos aptos para la pesca de truchas y salmones

7ª. Parte: Zona Austral, donde Chile se desmorona en millares de islas, con fiordos, glaciares, la selva fría y la patagonia chilena.

Nuestro gran Norte, tierra de contrastes.


El norte de Chile ofrece una variedad de paisajes única, donde los ambientes del altiplano y el desierto de Atacama se reúnen con resultados sorprendentes y extremadamente hermosos. Una zona de contrastes extremos donde la aridez se contrapone con los fértiles valles y oasis alimentados por las aguas del altiplano, una conjunción de ambientes tan extremos y contrastados, como si estuvieran juntos los Himalayas, el Sahara y el mar de Bering.

El altiplano

El altiplano recibe precipitaciones tropicales esporádicas en enero y febrero. Aquí no es la aridez sino la altura la que limita y determina la vida: sólo la flora y fauna más fuertes y especializadas pueden sobrevivir a los caprichos de una vida por sobre los 3.500 metros.
No obstante existe una gran diversidad biológica cuyas muestras más representativas están protegidas en los parques y monumentos nacionales como el
parque nacional Lauca, Isluga y Salar de Surire.

El rasgo más destacado de este sector lo constituyen las imponentes cumbres nevadas de los volcanes que coronan la meseta: Parinacota, Socompa, en el límite de Bolivia; Llullaillaco, en el límite con Argentina; Guallatiri, y otros. Sorprende entre tanto silencio observar restos de culturas milenarias que domesticaron y reinaron estas grandes alturas y que aun conservan sus tradiciones.

El desierto de Atacama
Ningún otro lugar en el mundo es más seco y desolado. Las lluvias son casi inexistentes y sus pocos ríos hilos de agua que apenas llegan al océano, cuando no desaparecen antes, evaporados en la atmósfera o tragados por este enorme territorio de arenas, rocas y sal.
La investigación arqueológica, no obstante, demuestra que esta porción del país no fue siempre un yermo, ya que la vida humana ha florecido allí desde al menos 11 milenios.
En esta enorme extensión de tierra, piedras y montañas desnudas conmueve ver, el surgimiento de verdes valles, oasis llenos de vida, es así como la naturaleza demuestra su lucha implacable en la creación de vida, dejando atrás restos de pequeños imperios creados por el hombre, en busca del oro blanco, ahora salitreras abandonadas a su suerte y al implacable clima.

El litoral y Arica
Los afloramientos de aguas dulces en la costa facilitaron el poblamiento humano de esta región. Cerca de 9.000 años atrás los primeros exploradores descubrieron la abundancia de vida a lo largo del litoral y se fueron transformando en pescadores expertos, los Chinchorros.
Uno de los aspectos culturales más interesante de Chinchorro fue su complejo sistema funerario. Alrededor de 8.000 años atrás estos pescadores comenzaron a momificar artificialmente a sus muertos, practica cultural que perduro por 3.500 años. La preparación del cuerpo para la otra vida fue una creación a veces increíblemente sofisticada, los cuerpos eran completamente desarticulados para ser posteriormente reensamblados.


En general la zona es muy atractiva para el bird watching, tanto por el entorno como por la cantidad de especies únicas que es posible observar y fotografiar. Hay abundancia de cormoranes, gaviotas y estacionalmente albatros que llegan en grandes migraciones desde América del Norte.
En el puerto viven lobos marinos y miles de pelícanos y poco mas al Sur se pueden observar pingüinos traídos por la corriente de Humboldt. Y con algo de suerte delfines, ballenas o tortugas marinas...

El legado de los pueblos indígenas
De los aymaras (parientes de los Tiwanakus bolivianos): los geoglifos, dibujos de piedras en los cerros para indicar el camino de las caravanas hacia el mar. De los incas, el Camino del Inca y sus fortalezas defensivas: los pukarás. Y de los chonos, los habitantes costeros, la sabiduría escondida en las momias de chinchorrro, las más antiguas del mundo. Cada uno de estos pueblos con sus peculiaridades, forman parte del impresionante legado de la cultura indígena.

El pueblo Aymara es un pueblo milenario dedicado al pastoreo y a la agricultura usando técnicas ancestrales de cultivo. Actualmente habitan, traspasando las fronteras impuestas por las naciones, desde las orillas del lago Titicaca y la cordillera de los Andes, hasta el noreste argentino. De los 48.477 Aymaras chilenos (censo de 1992), sólo 2.397 residen en sus territorios originarios, ubicados en las provincias de Parinacota-Putre y General Lagos.

Arica, un oasis en el desierto al pié del altiplano

Un oasis en el desierto de Atacama ...
Arica es el lugar más seco del mundo y pasan varios años sin que caiga lluvia sobre la ciudad. La ciudad se sitúa en la desembocadura de los valles de Azapa y Lluta y solo existe un río, el Lluta que llega al mar durante todo el año con muy escaso caudal.
Aunque Arica se encuentra geográficamente en una zona tropical, su clima es templado y con mínimas variaciones alrededor de 17º C durante todo el año debido a la influencia de la corriente de Humboldt de agua fría que pasa por las costas de la ciudad y que tiene un efecto moderador del calor excesivo.


Un nivel más arriba donde esta corriente ya no hace efecto, el clima es desértico con grandes variaciones durante el día.
Sin embargo a pocos kilómetros hacia el este, en las alturas del
altiplano y la precordillera la lluvia, nieve, granizo y tormentas eléctricas son muy frecuentes particularmente durante el verano en los meses de enero a febrero, cuando se produce el fenómeno conocido como el "invierno altiplánico". Toda esta agua es absorbida por el subsuelo en los bofedales, donde la tierra es esponjosa y húmeda durante todo el año, estas aguas se van por el subsuelo a través de verdaderos ríos subterráneos o se descargan el los enormes lagos de sal (salares) del altiplano chileno y boliviano.

Un poco de historia...
Arica, capital de la provincia homónima, tiene una población de 180.879 habitantes. Como capital provincial, fronteriza de dos países, esta ciudad protagoniza un activo intercambio comercial y cultural. Es el principal puerto que sirve a Bolivia y a Tacna, en Perú.
Arica está en la desembocadura del valle de Azapa. Tiene agua y vegetación, caso único en el norte, incluso del Perú. Esto contribuyó a la
temprana existencia de población nativa. El Virreinato del Perú fundó en 1565 el Corregimiento de Arica, con jurisdicción desde Tacna hasta el río Loa. En 1570 recibió del Rey el título de ciudad, convirtiéndose en la quinta más antigua de Chile.

En 1545 se descubrió en el Alto Perú, actual Bolivia, el fabuloso yacimiento de plata de Potosí. Arica fue su puerto de embarque y abastecimiento; recibió un intenso tráfico de recuas de mulas. En 1611, Potosí fue la ciudad más grande de occidente, con 160.000 habitantes; Arica fue su gran productora de alfalfa para el forraje. La malaria hizo huir a la población española, encargada de este tráfico, la que se instaló en Tacna, Belén y Putre, lugares que gozaban de mejores climas. Pero en 1776 se creó el Virreinato del Plata –que incluía el Alto Perú y el tráfico se desvió a Buenos Aires. Con la creación de la Intendencia de Arequipa, en 1782, la Administración abandonó Arica.

La ciudad recobró impulso bajo la República del Perú, como un activo puerto. Se construyó el ferrocarril a Tacna en 1855 y, más tarde, las oficinas de gobierno y la aduana. También se instalaron la iglesia y el mercado (ver Arica según Eiffel). El 7 de junio de 1880, Arica fue ocupada por el Ejército chileno. En 1913 se inauguró el ferrocarril a La Paz, lo que la convirtió de nuevo en el principal acceso a Bolivia.
Su moderna fisonomía nació en 1953, cuando el Presidente Ibáñez decretó el Puerto Libre y se inició una fuerte afluencia desde el sur. En 1958, el Presidente Jorge Alessandri fundó la Junta de Adelanto, caso único en Chile por la autonomía de sus decisiones. Esta entidad impulsó la remodelación urbana de Arica y la incorporación de las regiones altiplánicas.
En 1964 se creó el barrio industrial, con armadurías de automóviles e industrias electrónicas destinadas al mercado latinoamericano, según las franquicias de la ALALC (Asociación Latinoamericana de Libre Comercio). La población creció junto a la construcción de nuevas obras, entre ellas, parques, hoteles, un estadio, un casino, una piscina olímpica, el puerto, el aeropuerto y la universidad.


Pero la política de libre mercado suprimió las franquicias de la industria local y el Puerto Libre. La economía ariqueña se basa hoy en un activo comercio con Perú y Bolivia, en el turismo y en la pesca.

Arica y el turismo
Respeto al turismo, Arica siempre ha sido el balneario de Bolivia, por su clima y proximidad a La Paz. Ellos vienen disfrutar de las playas ariqueñas en los meses de verano.
Pero además recibimos todo el año y cada vez más turistas de otros continentes, especialmente Europeos, y ellos vienen hasta acá por otros tipos de turismo. Ya que desde Arica pueden hacer un viaje, y vivir una aventura, por Chile, Perú y Bolivia.
Partiendo de Arica y el océano Pacifico hasta el
altiplano se puede hacer turismo hacia las zonas mas bellas y extremas de Sudamérica: Expediciones por el desierto de Atacama y los Parques Nacionales del norte de Chile (el PN Lauca y Lago Chungara, el Salar de Surire y la RN Volcán Isluga), como así también circuitos turísticos muy importantes como el Lago Titicaca, Cusco, Machu Picchu por nombrar algunos. Para el viajero ya sea en un tour o solo es una experiencia imperdible.

Museo San Miguel de Azapa
El museo resguarda uno de los más importantes conjuntos patrimoniales relativos a la arqueología y antropología de Chile, evidenciando un desarrollo cultural de más de 10.000 años de historia. Se ubica en el Valle de Azapa a 12 Km. de la ciudad de Arica. Hay servicio de movilización urbana.El forma parte de un interesante circuito arqueológico que es posible realizar en Valle de Azapa, pudiendo visitar diversos sitios arqueológicos durante aproximadamente 3 horas.

Su puerto y su fauna marina
Hay abundancia de cormoranes, gaviotas y estacionalmente albatros que llegan en grandes migraciones desde América del Norte. En general la zona es muy atractiva para el bird watching, tanto por el entorno como por la cantidad de especies únicas que es posible observar y fotografiar.
En el puerto hay lobos marinos y miles de pelícanos y poco mas al Sur se pueden observar pingüinos traídos por la corriente de Humboldt. Y con algo de suerte delfines, ballenas o tortugas marinas...

Principales sitios de la región
"Los antiguos ocupantes de Arica y la sierra vecina nos legaron una rica colección de obras de arte inmortalizadas en forma de pinturas en cuevas y aleros (pictografías), cerros (geoglifos) e imágenes sobre rocas (petroglifos). Pinturas rupestres y petroglifos se encuentran con frecuencia en otras partes del mundo no andino, pero los geoglifos, con algunas excepciones, son propios de la zona costera del centro-oeste sudamericano. (Dr. Renato Aguirre)
geoglifos


En todo el Norte de Chile se encuentran gigantescas y estilizadas manifestaciones de arte prehistórico que adornan las altas laderas de los cerros, conocidas como geoglifos. Generalmente se encuentran a lo largo de antiguas rutas del desierto y representan camélidos americanos, serpientes, figuras humanas y dibujos geométricos.

Geoglifos de cerro unita
Se ubica a 84 Km. al noreste de Iquique. Se trata de un cerro-isla con geoglifos monumentales. Aquí se ubica el gigante de Atacama, (dios preinca) figura de un gran humanoide de 86 m de alto y de 3.000 mt2 de superficie y otras figuras geométricas de gran tamaño trazadas sobre las laderas oeste y sur de este cerro.
La técnica empleada en su confección es de tipo mixta, es decir mediante la acumulación de piedras y "raspado" de terreno.
Son un total de 21 figuras, se presume que fueron realizadas por culturas que habitaron la región entre los años 1.000 y 1.400 DC como una forma de rendir culto a divinidades especiales.
Se identifican dos paneles, uno hacia el sur con 12 figuras de forma geométrica y una zoomorfa; el otro panel se orienta hacia el oeste, siendo la figura principal la del humanoide, junto a otras 7 formas geométricas a 100 a 200 mt2.
A la diestra del "Gigante" se observa el bastón de mando o báculo. A la altura de las rodillas se observan adornos de plumas.


Geoglifos de Pintados
Se ubican a 96 Km. al sureste de Iquique. Son manifestaciones rupestres prehispánicas que datan del siglo IX D. de C., se ubican sobre una ladera de cerros de 45º de inclinación aproximada y de 5 Km. de longitud en que se identifican 66 paneles o conjuntos de 384 figuras antropomorfas, zoomorfas y geométricas de gran tamaño, alcanzando algunas de ellas una longitud de 100 m
Según los arqueólogos estos geoglifos representan un pasado misterioso y enigmático, los que se relacionan con expresiones artísticas, señalizaciones o santuarios ligados al culto de los cerros y a la fertilidad.


Geoglifos de Azapa
Se ubican a 4 Km. al sureste de Arica. En Azapa, destacan los paneles denominados La Tropilla y Cerro Sagrado.
El primero lo integra un hermoso conjunto de camélidos encabezados por dos personajes con caracteres "Chamánicos", que podrían simbolizar los espíritus que guían la tropa hacia la costa.
El segundo panel conserva un conjunto heterogéneo de dos figuras antropomorfas asociadas a otros animales que estarían vinculados a una aldea de colonos Incas altiplánicos, en relación a ritos de la actividad agrícola ganadera.
Además destacan en Azapa, las representaciones gigantescas de dos camélidos en técnica extractiva, contiguos a la aldea de Cerro Sombrero.
Técnica extractiva: Consiste en sacar o raspar el material superficial, arena, cascajo o piedra de tono oscuro, determinando una figura de tonalidad más clara.


Geoglifos de Lluta
Se ubican a 13 Km. al noreste de Arica. En el valle de Lluta se agruparon estas obras en paneles sobresaliendo las representaciones antropomorfas (hombre gigante y hombre chico de Lluta) con un singular patrón estilístico.
La figura tipo alcanza hasta 50 metros de longitud, posee rasgos formales esquematizados; cabeza de perfil, cuerpo y extremidades de frente. Se asocian figuras de llamas, felinos, monos, sapos, águilas y otros.
La destacada posición de la figura humana junto a los animales señalaría que estos ideogramas sirvieron como sistema de comunicación en función de tráfico regional entre la costa y el altiplano.


Petroglifos
Los expertos del museo Arqueológico de San Miguel de Azapa señalan que los petroglifos en su mayoría tienen un carácter cúltico que se puede por ejemplo atribuir a la representación de la figura Cóndor y de como el hombre agro - ganadero pretende capturar el poder de volar y dominar el espacio, y por ello atrapan su imagen.El rito de grabar serpientes, lagartos y sapos, se asocia a la necesidad vital del hombre por disponer y controlar el recurso agua.El culto al Zorro, a quien se le atribuye respeto por la astucia e inteligencia se le dejo grabado en actitudes humanas como danzarines, tocando instrumentos musicales y se les aprecia nítidamente en esta actitud en los petroglifos de Tarapacá, Tamentica y Ofrajía. La presencia de morteros, acompañados de platos de comida y bebida, complementa la idea de que acompañaban las ceremonias con sacrificio de animales, tradición que se practica aun hoy en rituales en torno a la fertilidad de la tierra.
Recomendamos la lectura de
Arte en la roca: Petroglifos en Arica (Dr. Renato Aguirre)

Pinturas rupestres
HUELLAS DE LOS DINOSAURIOS


No son geoglifos pero verdaderas huellas de dinosaurios en perfecto estado de conservación. Es un sitio de alto valor científico que se ubica en la Quebrada de Chacarilla a 189 Km al sureste de Iquique. Son las huellas insertas en rocas, de animales Prehistóricos de tamaño que van de los 40 centímetros a 1 metro de envergadura.
Hay figuras redondeadas y figuras con patas de aves. Algunas de estas marcas corresponden a un animal que sería de mayor tamaño al Giganotosaurio Carolinii, descubierto hace pocos años en la Patagonia argentina y que es considerado como uno de los dinosaurios más grandes del mundo, incluso de mayores dimensiones que el conocido Tiranosurio Rex.
Se ubican en una ladera de unos 60º a una altura de 30 metros, a unos 25 Km. desde la Boca de la Quebrada de Chacarillas. Se accede por un camino pedregoso, lecho del río Seco, con lento tránsito.

CAMÉLIDOS EN EL ARTE RUPESTRE
Se conoce como arte rupestre a las pinturas y grabados ejecutados sobre la superficie rocosa de cuevas, paredones y bloques aislados, así como los grandes eolios trazados en las laderas de los cerros y en las pampas, hechos por acumulación o despeje de las piedras de la superficie.
A diferencia de otros sistemas iconográficos andinos, como la cerámica, los textiles o las esculturas de piedra, en las que las figuras no siempre coinciden con la fauna local, la selección de imágenes en el arte rupestre del Norte Grande es altamente congruente con los animales del medio circundante. Mas del 90% de los diseños son figuras de camélidos, ya sea silvestres, como el guanaco y la vicuña, o domésticos, como la llama.


La presencia de estas imágenes en hábitats naturales de estos animales, su recurrente cercanía a vegas y fuentes de agua permanente o en proximidad a rutas de tráfico e intercambio y su contigüidad a depósitos arqueológicos cuyos contenidos demuestran diferentes utilizaciones de ellos por parte de comunidades humanas, revelan que esta imaginería no era una simple mistificación ideológica de una fauna exótica a la región, sino el resultado de la preocupación de las poblaciones por un recurso local que desempeña un rol básico en la subsistencia.
La ejecución y manipulación de imágenes de camélidos en arte rupestre, parece haber sido parte de un ceremonialismo de las antiguas poblaciones nortinas cuya finalidad era influir ritualmente en los factores -reales o imaginarios- que determinaban la disponibilidad de estos animales para la economía local o el éxito de sus expediciones de tráfico con caravanas de llamas.


Cualquiera sea lo que estas imágenes hayan significado para las sociedades que las crearon y usaron, su valor simbólico probablemente les confería el poder de producir la multiplicación de los camélidos salvajes, el aumento de sus rebaños de camélidos domésticos y buenos resultados en sus viajes con recuas de llamas a través de la puna y el desierto nortino.

Poblados de la precordillera y del altiplano

Belén
Se localiza a 77 Km. de Putre, I Región, altitud 3.240 m. Tiene 148 habitantes y es el único pueblo del altiplano chileno fundado por los españoles, en 1625. Fue elegido por su buen clima y su ubicación en la ruta a Potosí, vía Azapa. Conserva su trazado colonial, de ordenadas calles, algunas empedradas y con un canal en medio. Tiene viviendas de adobe adosadas entre sí. Está rodeado de cerros áridos, eucaliptos, campos de pastoreo y de cultivo, especialmente de orégano. Al centro tiene una plaza escalonada de tres niveles.
Iglesias de BelénLa más pequeña y antigua, de la época de la fundación, es la Iglesia de Nuestra Señora de Belén. Tiene un campanario anexo escalonado.


La nueva es la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, del siglo XVIII.
De mayor tamaño, tiene un campanario anexo rectangular, coronado con un templete de piedra. Su portada, de estilo barroco y en piedra labrada, presenta columnas salomónicas, talladas en espiral, y un friso superior con figuras. El resto del pórtico fue tallado en piedra, al igual que el portal del costado, incrustado en los muros de adobe de la nave de 30 m. Más de 20 imágenes sacras adornan el interior. Destacan la Virgen de la Silla, un Cristo tallado y un bello fragmento de retablo en madera policromada.
Su fiesta patronal es la de San Santiago, celebrada el 25 de julio.

CODPA, terreno salitroso
Se encuentra a una altitud de 2.050 m y a 47 Km. de Arica. De origen prehispánico, fue la residencia del cacique de los «Altos de Arica», que gobernaba las tribus de Socoroma, Putre, Parinacota, Livilcar y Tignamar, entre otras.
Situado en la sierra, en el alto curso del río Vitor, posee agua purísima y un clima templado, de notable fertilidad. Aquí se dan todo tipo de frutas, especialmente guayabas y uvas codpeñas. Estas últimas son usadas para elaborar el conocido vino pintatani, grueso y gustoso y cuya vendimia se realiza de fines de marzo hasta principios de abril.
Codpa es un lugar tradicional de descanso para los ariqueños. En 1973, la Junta de Adelanto de Arica construyó una hostería, hoy en manos privadas.


Petroglifos de Cerro Blanco, Valle de Codpa
GUALLATIRE, lugar de guayatas

Es un pueblo prehispánico, con unas 50 casas, en la planicie frente al volcán Guallatiri, a 83 km de Putre. Las viviendas están ordenadas en estrechas callejuelas.
Su iglesia, del siglo XVII, está orientada hacia el volcán y cercada por un muro. En ella se celebra a San Juan, el 24 de junio y, el 22 de septiembre, a la Inmaculada Concepción. El campanario, pintado de cal blanca, tiene pináculos en las esquinas.

ISLUGA
Este pueblo, declarado Zona Típica, se sitúa a 3.900 m de altitud y a 263 Km. de Putre.
Isluga conserva uno de los más bellos conjuntos religiosos del altiplano; es un pueblo ritual propio de una cultura de pastores que día a día se va perdiendo.
Sus habitantes viven en «ayllos» o caseríos en torno al bofedal, cerca de sus camélidos. Acuden al poblado sólo en ocasiones como el carnaval, la fiesta de Santo Tomás Apóstol o con motivo de funerales. También solían ser así los poblados de Parinacota, Caquena, Guallatire y Cancosa. Hoy, en casi todos ellos se ha instalado un centro administrativo, con una escuela fronteriza y una población estable.

PACHAMA
Se localiza a 68 Km. de Putre. Es un caserío de pastores rodeado de campos y eucaliptos en la quebrada de San Andrés, así denominada por su patrono, cuya celebración es el 29 de noviembre. Las casas están alineadas y cerradas con candados.
Su iglesia es de adobe y data del siglo XVII. Tiene un amplio patio exterior, cercado por un muro coronado de adobes diagonales, con dos accesos bajo los arcos cubiertos de paja brava. El campanario, al exterior del patio, termina en cúpula. En su interior hay un hermoso retablo pintado, abigarrado de pequeñas imágenes, y sus muros, al igual que el alero del portal, están recubiertos con frescos policromados del siglo XVIII.

PARINACOTA, laguna de parinas
Se encuentra a 36 Km. de Putre, I Región, a 4.392 m de altitud. Declarado Zona Típica, tiene 149 habitantes y está formado por unas 50 casas cerradas con candado, una escuela y una bella iglesia. Las pinturas murales de la hermosa Iglesia de Parinacota, construida en el siglo XVII y reconstruida en 1789, son tal vez las más llamativas y las de más hondo contenido de las pocas que subsisten en la cordillera ariqueña.
De origen prehispánico, está en la antigua ruta de Arica a Potosí, en la convergencia de dos caminos troperos: el de Lluta a Putre y el de Azapa a Belén, que siguen a Sajama. De aquella época quedan grandes corrales en sus alrededores, donde se encerraban las recuas de mulas que transportaban la carga para abastecer a Potosí. Las casas, que forman hileras en torno a la iglesia, son de piedra pegada con barro, y los techos, en su mayoría, de paja brava; otros son de lajas de piedra.
Más informacion sobre Parinacota y su Iglesia por el Dr Renato Aguirre (www.infoarica.cl)
Un sendero conduce a las lagunas de Cotacotani, separadas por la escoria volcánica.

PICA
Flor en la arena. Ese es el poético y magníficamente certero nombre que significaría
Pica en el dialecto aymará. Claro y preciso ya que gracias a las aguas cordilleranas que emanan en la zona, el desierto floreció en un espléndido oasis.
Este sitio fue frecuentemente utilizado por los indígenas prehispánicos. Incluso se dice que la realeza incaica venía en búsca de lugares para capear el invierno, los conquistadores españoles hicieron su aparición con huestes del mismísimo Diego de Almagro, primer expedicionario del territorio chileno.

PUTRE, murmullo de aguas
1.203 habitantes, altitud 3.500 m. Putre, es un excelente lugar para alojar y aclimatarse a la altura, para continuar al lago Chungará. De origen prehispánico, es capital de la provincia de Parinacota desde 1982.
Fue trazado como pueblo hacia 1580, para los españoles encargados del tráfico entre Potosí y Arica. Vivió el auge de Potosí y, más tarde, el apogeo del oro de Choquelimpie, en 1643. A partir de 1825 comenzó a decaer debido a la independencia de Bolivia y el desvío del tráfico hacia Antofagasta; además, fue afectado por el terremoto de 1868. Su principal actividad económica es la agricultura, en particular el cultivo de alfalfa y orégano.
La calle O’Higgins, con un acequión central cruzado por puentes de piedra, es la más antigua del pueblo. Muchas casas conservan los portales y los antepechos de las ventanas, elaborados en piedra tallada en el siglo XVII, la época de mayor auge económico. La mayoría de los edificios actuales son del siglo XIX, reutilizando los elementos decorativos típicos de las casas coloniales.

SOCOROMA, Yuca blanca
Se encuentra a 27 Km. de Putre, altitud 3.060 m. Este pueblo, de origen precolombino, fue ocupado por los españoles que sirvieron la senda entre Arica y Potosí. Tiene 132 habitantes y su trazado colonial se conserva casi intacto. Sus calles –algunas empedradas– tienen un canalón de aguas lluvias al centro. Destaca la vía más ancha, donde llegaba el camino tropero desde Putre. Algunas viviendas poseen portadas de piedra y tiene una pequeña plaza arbolada y cercada.
Su Iglesia de San Francisco fue construida en 1560, sobre una plataforma artificial, con una gran vista a los cultivos en terrazas que bajan hasta el fondo de la quebrada. La iglesia de adobe, con un portal en piedra tallada, fue restaurada en 1873. La puerta lateral, también de piedra, presenta en el marco y arco superior signos y nombres de evangelistas. Su interior, de 32 m de largo, tiene una dimensión y estilo similar a la iglesia de Putre, que delata la presencia hispana.
Las principales fiestas son: 3 y 4 de octubre, día de San Francisco de Asís; la gran fiesta del 3 de mayo; el 2 de noviembre, día de los difuntos junto con la Pachayampe, siembra de la papa.
Vea también www.chasquis.cl
"Los sueños de Socoroma"

No hay comentarios.: