martes, octubre 30, 2007

LA GLOBALIZACION Y EL TURISMO.

El Turismo en la Globalización
Rafael Brenes Leiva

ResumenPrimero, en este documento abordamos cinco temas claves que son puntos de encuentro entre investigadores sociales de la globalización, para tratar de entender la configuración del actual turismo internacional. Posteriormente, hacemos una reflexión sobre la respuesta de los países subdesarrollados el turismo en la globalización.

Palabras ClavesGlobalización, turismo globalizado, países subdesarrollados, competitividad del turismo, turismo sostenible.

GLOBALIZACIÓN Y TURISMO

La globalización es el signo distintivo de nuestra era, en esencia, como dice Wolfgang Hein (2002), en la sociedad moderna las innovaciones tecnológicas, acompañadas por cambios en la organización de la producción, ha generado nuevos y más altos estándares de productividad y profundos cambios sociales.
La globalización es un proceso de interconexión y este proceso se da gracias a las tecnologías de la información y la comunicación, que relaciona a determinadas personas y organizaciones creando dinámicas complejas de relación y de exclusión financiera, económica, política, social y cultural.
En este sentido, la globalización hace que existan personas y grupos más o menos globalizados en procesos complejos -que no se pueden prejuzgar como buenos o malos- y por tanto, la globalización es una cuestión de grado (María i Serrano 2002).

La globalización presenta además algunas características que son un lugar común en los trabajos con esta temática, y estos mega cambios sociales también modifican la actividad turística, adaptándola y moldeándole sus dinámicas.

En adelante analizaremos cinco de las características generales de la globalización y su manifestación en la transformación de la actividad turística internacional.
La primera característica distintiva es que existe un crecimiento sostenido del sector terciario, llegando a constituirse en el principal motor de acumulación capitalista en las economías de los países desarrollados. Tezano (2001) afirma que ya en las postrimerías del siglo XX el sector servicios aportaba más del 60% del PIB en la estructura de la producción mundial, y por arriba del 52% en el conjunto de los países subdesarrollados.

Con estas nuevas dinámicas, el turismo se ha convertido en una de las actividades económicas de mayor importancia mundial. Así lo confirma las cifras de La Organización Mundial del Turismo (OMT, 2004), contrastadas contra las exportaciones totales del mundo reportadas por La Organización de Comercio Mundial (WTO, 2004) 1.

Para el año de 1993 se contaron 691 millones de llegadas de turistas internacionales, lo que representa poco más 523 mil millones de US dólares de gastos turísticos. Por su parte, las exportaciones mundiales de alimentos llegaron a 543 mil millones de US dólares, las de combustibles a 754 mil millones de dórales, los productos químicos a 794 mil millones de dólares, y los automóviles a 724 mil millones de dólares.
Además, hay que considerar que el turismo interior en los países desarrollados es superior que el turismo internacional (Bote, 1990). Las series de cifras y las tendencias de las llegadas de turistas internacionales presentadas en la figura Nº 1 muestran una innegable importancia sostenida del turismo internacional.La tendencia del crecimiento del turismo en forma sostenida, sin que se vislumbre en el mediano ni el largo plazo un retroceso de sus tendencias, viene confirmándose desde el desarrollo del turismo de masas en buena parte del siglo XX.
Los logros de los movimientos obreros en torno a la seguridad social, en el sentido de asegurar el derecho al salario mínimo, las vacaciones retribuidas, la jubilación, la edad mínima del trabajo de los niños, los gastos para la formación profesional, el trabajo remunerado de la mujer y la protección de sus condiciones –embarazo, lactancia-, entre otros, permitieron a los ciudadanos de los países industrializados euro-americanos liberar el ahorro de previsión y el subsiguiente ingreso a la sociedad de consumo (Fernández, 1991). A partir de allí, y con mucho más razón en el preámbulo de la sociedad tecnológica (Tezano, 2001), el viaje turístico internacional ha experimentado un incremento exponencial, como se muestra en la figura Nº 1.

Tendencias de la llegadas internacionales de Turistas1950-2020
Figura Nº 1 (Fuente: OMT, 2004)

Una segunda característica que queremos destacar es que hay una mayor integración en grandes bloques políticos y económicos, lo que configura una globalización de regiones, más que de países, en este sentido, se muestra un como proceso de integración de mercados mundiales que requiere de la formación de bloques económicos de libre comercio.
En la política internacional se enfrentan tres centros económicos con algunas diferencias políticas y culturales: los EE.UU., la Unión Europea y Japón-SE asiático, y hay una serie de “coronas” concéntricas de países que pretenden conseguir más prosperidad relacionándose con estos tres centros (María i Serrano).

En turismo esto ha generado nuevos flujos sociales, ampliando la “periferia del placer” 2 (Masón, 2002), así como nuevos flujos de inversión y recomposición de las balanzas de pagos. Los turistas que generan los grandes flujos migratorios internacionales (de personas y dinero) provienen en su inmensa mayoría de las sociedades más desarrolladas y que están en transición de una sociedad industrial a una post-industrial, en la cual el turismo -sus emociones, sus impresiones y sus nuevos significados sociales- son cada vez más una necesidad de primer orden.
En tal sentido, el turismo en los países del Sur se adapta a los patrones de sobre-consumo de sociedades del Norte (Fürst, 2000).
Principales países receptores de turistas Ingresos por Turismo Internacional
-en miles de millones de US dólares-

PAÍSES 2002 2003 CUOTA %
Estados Unidos 66,7 64,5 12,3
España 33,8 41,8 8,0
Francia 32,7 37 7,1
Italia 26,9 31,2 6,0
Alemania 19,0 23,0 4,4
Reino Unido 20,5 22,8 4,3
China 20,4 17,4 3,3
Austria 11,2 14,1 2,7
Turquía 11,9 13,2 2,5
Grecia 9,7 10,7 2,0
Cuadro Nº 1 (Fuente: OMT, 2004).

En la actualidad se verifica que los grandes flujos turísticos se desarrollan entre países desarrollados, sea esto por las elevadas rentas anuales de sus ciudadanos, por el desarrollo de medios de comunicación y la capacidad financiera para la inversión.

De los cuadros 1 y 2 se desprende que los grandes flujos migratorios de entradas y salidas de turistas se da entre los países de la Europa Central y América del Norte, concentrando más del 50% de estos movimientos. Seis de estos países están a la vez, entre los diez principales emisores y receptores de turismo del mundo.

Sin embargo, cada vez más se están produciendo cambios de estos flujos hacia los países subdesarrollados, llegando a hablarse inclusive de nuevos destinos emergentes, gracias a procesos de pacificación en amplias áreas del planeta, el desarrollo de los medios de comunicación y a un incremento en la competitividad de estas nuevas regiones.

La OMT (2004) advierte que aunque en el año 2003 la tendencia se ha invertido, en circunstancias normales, los viajes entre regiones tienden a crecer a un ritmo más rápido que los viajes intra-regionales, y que espera que para el año 2020 el desglose de llegadas turísticas por regiones indicará que las tres receptoras más importantes serán Europa (717 millones), Asia Oriental y el Pacífico (397 millones) y las Américas (282 millones); incrementándose con mayor velocidad los viajes de larga distancia (5,4% anual) que los viajes intra-regionales (3,8% anual).

PRINCIPALES PAISES EMISORES DE TURISTAS EGRESOS POR TURISMO INTERNACIONAL
-en miles de millones de US dólares-
PAÍSES 2002 2003 CUOTA %
Alemania 52,5 64,7 12,4
Estados Unidos 58 56,6 10,8
Reino Unido 41,7 48,5 9,3
Japón 26,7 29,0 5,5
Francia 19,7 23,6 4,5
Italia 16,9 20,5 3,9
China 15,4 15,2 2,9
Países Bajos 13,1 14,6 2,8
Canadá 11,7 13,3 2,5
Federación Rusa 11,3 12,9 2,5
Cuadro Nº 2 (Fuente: OMT, 2004).

En el continente americano EEUU, Canadá y México son los destinos más importantes, aunque muestran tasas de decrecimiento en sus llegadas de turistas internacionales; así EEUU decreció un 5,3%, Canadá un 12,6% y México un 5,1%. Por el contrario, otros destinos de relativa importancia son Brasil, Puerto Rico, y República Dominicana (ver cuadro Nº 3), que junto con los países de América Central y del Sur, están creciendo muy rápidamente, a tasas que van de entre un 5% a un 16,8%.
Es el caso de Costa Rica, donde las llegadas de turistas internacionales crecieron más del 11% en el 2003.
LLEGADAS DE TURISTAS E INGRESOS DE US DÓLARES POR TURISMO EN LOS DESTINOS TURISTICOS MÁS IMPORTANTES DE AMÉRICA LATINA

Cuadro Nº 3 (Fuente: OMT, 2004).


Una tercer característica es que a partir de la imposición de políticas de desregulación económica, flexibilización y liberalización, la globalización ha traído como consecuencia, por una parte, la pérdida de importancia de las relaciones entre lugares para la formación del espacio económico por un flujo de factores; y por otro lado, se ha facilitado la aglomeración de actividades económicas de importancia global en algunos lugares y capas sociales, con lo que los lugares y capas sociales no incorporadas a la dinámica económica y social globalizadas están en riesgo de entrar en procesos de marginalización absoluta.


Dice Rivera (2000), citando a Norbert Lechner, que en el contexto de los procesos globalizantes de América Latina, y por extensión otras importantes regiones del Tercer Mundo, estas sociedades se encuentran ante el dilema de optar por la modernización, aceptando la exclusión y la polarización social o privilegiar la integración social y correr el riesgo de quedarse fuera de la lógica de funcionamiento de economía mundial. Y es que la globalización no es sólo obra de las empresas o de políticas de organismos internacionales, la sociedad también puede inducir procesos de globalización como fruto de la interacción de dinámicas globales con las locales (Pérez, 2001).

No hay comentarios.: