jueves, diciembre 31, 2009





LOS INICIOS DE NUESTRA CIUDAD

Parece increíble que nuestra joven ciudad haya surgido luego de la creación de un fuerte. Pero, no cabe ninguna duda que el empuje de los chilenos y colonos han hecho de Temuco una de las ciudades más importantes del país...conozca un poco de estos inicios.

En la Región de la Araucanía, una expedición de 2000 hombres partió de Traiguén en dirección al Cautín. En el trayecto se fundaron varios fuertes y se construyeron caminos, hasta llegar a un lugar llamado Temuco. Allí se edificó un fuerte donde se fundó nuestra ciudad el 24 de febrero de 1881, el cual contribuyó a la pacificación del pueblo mapuche y a sofocar el levantamiento de este pueblo originario.

Una vez pacificada la zona donde se encontraba Temuco, se vio en la necesidad de colonizarla con elementos extranjeros, para lo cual se designaron agentes europeos para su ocupación, los que llegaron entre 1882 y 1890. Estas nacionalidades diversas fueron acogidas en Temuco formando la primera población de la ciudad.

Desde un comienzo, la ubicación en el territorio se dio por las diferencias socioeconómicas, las vocaciones laborales, la cultura, entre otros.

Así los chilenos y franceses se ubicaron en manzanas cercanas al fuerte, mientras que los colonos alemanes se radicaron en sectores rurales, los que en 1885, cuando se realizó el primer censo de la ciudad, sumaban 3.445 habitantes.

Para entonces la ciudad se encontraba en una época de organización urbana y política donde la provincia de Cautín y la Intendencia fueron creadas en 1887, mientras que la Municipalidad nació un año después.

La primera propuesta de diseño urbano fue en 1887, realizada por la Misión Topográfica y de Planificación, presidida por el ingeniero civil Teodoro Schmidt. En aquella ocasión se efectuaron loteos, se definieron las manzanas y se trazaron las calles.

De esta forma se definió la estructura y forma de la ciudad. Se numeraron los terrenos, se nivelaron y se nombraron las primeras calles. Algunos años después en 1892, se aprobó el primer Plan Regulador de Temuco, el que estipula las normas de edificación, construcción y urbanización de una ciudad. Éste fue ejecutado por el ingeniero Cristian Sommermeir, en base a la propuesta de Teodoro Schmidt, y contempló la actual Av. Caupolicán y un proyecto de estación de ferrocarriles.

En cuanto a la llegada del ferrocarril, éste marca un hito en la vida cotidiana y en el desarrollo urbano y arquitectónico de Temuco, ya que une a la ciudad con el resto del país, garantizando el abastecimiento permanente.

Todo lo anterior contribuyó a que Temuco, con tan sólo 123 años en la actualidad, haya crecido a pasos agigantados para convertirse hoy en día en una ciudad ágil, universitaria, ventana al turismo con casi 300 mil habitantes y que entrega todo lo necesario para quien la visita.


TEMUCO SE CONSOLIDA

El crecimiento de Temuco está permanentemente ligado a la incorporación del ferrocarril a nuestra vida social, económica y política, impulsando los destinos de la Capital de la Araucanía.

Con la llegada del ferrocarril la ciudad de Temuco tuvo un contacto permanente con el resto del país: se garantizó un abastecimiento constante y se posibilitó la llegada de materiales de construcción.

El sector Estación adquirió mayor dinamismo, se desarrolló el comercio a sus alrededores, se instalaron una serie de vivienda y servicios.

Temuco comenzó a consolidarse, se produjo el auge en la explotación de la madera, el cultivo del trigo y la expansión de la ganadería, además se inició el desarrollo de la Industria.

Por otra parte, los trenes llegaban y partían desde aquí, por lo que Temuco adquirió un lugar de privilegio en el sur de Chile.

Los primeros barrios también comenzaron a insinuarse. Santa Rosa y Pueblo Nuevo estuvieron ligados al desarrollo de los ferrocarriles y la Maestranza; la Av. Alemania y el sector Dreves fueron producto de la parcelación de algunas quintas de colonos alemanes, mientras que Pichicautín y el sector estación Cobijaron a la Clase obrera .

Se construyeron los primeros edificios públicos y se perfilaron como importantes las calles Bulnes Montt, Prat, Portales y Rodríguez. Alrededor de 1940, Temuco ya contaba con más de 242 mil habitantes.

A comienzos de la segunda mitad del siglo XX, las agencias del Estado iniciaron políticas de fomento a la producción y la construcción de viviendas sociales, lo que influyó fuertemente en el desarrollo de la ciudad.




No hay comentarios.: