lunes, enero 25, 2010

CHILOE

Luego, fue el turno de las iglesias de Chiloé, designadas como patrimonio mundial por la UNESCO el año 2000. Fueron dieciséis las construcciones de madera que alcanzaron esta importante categoría, destacándose por ser un ejemplo patente de la fusión entre la tradición indígena y la española, plasmada en una particular arquitectura en madera. Los mismos lugareños fueron quienes construyeron las iglesias junto a los misioneros, transformándose, entonces, en un claro testigo del diálogo entablado por ambas culturas.





No hay comentarios.: